De Godzilla y otros demonios

GODZILLA, UN MONSTRUO QUE NOS ROBA EL SUEÑO

Godzilla es un símbolo de la cultura japonesa del siglo XX. Su origen se remonta a 1954, cuando Ishiro Honda creó “Gojira”, una cinta que refleja el miedo que sintió el pueblo japonés durante el ataque nuclear estadounidense a Hiroshima y Nagasaki, en 1945.

Apareció en pantalla por primera vez en 1954 en la película Godzilla producida por los estudios Tōhō. Godzilla ha aparecido en 29 películas japonesas hasta la fecha y en dos remakes, uno completamente estadounidense de 1998, Godzilla y otro homónimo, éste en una co-producción entre Estados Unidos y Japón en 2014.

El profesor de la Universidad de Kansas, William Tsutsui, autor de “Godzilla on My Mind”, dijo a USA Today en 2006 que el monstruo “tiene un efecto en el público japonés y sus persistentes temores de la Segunda Guerra Mundial”. Continuó diciendo: “Algunas personas sienten que Godzilla representa las bombas atómicas y la devastación nuclear. Otros dicen que representa una conciencia para el mundo que ha jugueteado demasiado con la ciencia. La naturaleza logra vengarse a través de esta película. Eso es lo que la hace tan escalofriante”.